Cómo funcionan los neumáticos térmicos y cuándo montarlos

De acuerdo con las disposiciones del Código de Circulación, en la temporada de invierno, los automóviles deben estar equipados con llantas térmicas.

El arte. 9 de la ley 120 de 29 de julio de 2010 prescribe esta obligación de iniciar del 15 de noviembre al 15 de abril de cada año. Los distintos organismos que gestionan las rutas emiten unas ordenanzas específico e indicar esta imposición en la carretera con señales especiales que indiquen las cadenas de nieve, que comienza justo desde el punto donde se coloca la señal.

los neumáticos para nieve, en el pasado tenían tacos muy altos o incluso pinchados. Con el tiempo este tipo de neumático ha ido cambiando hasta el actual, fruto de investigación y experimentación continuar, lo que permitió una continuación mejora actuación. El uso de neumáticos para nieve es útil en áreas donde la temperatura invernal a menudo permanece por debajo de 10 °.

Los neumáticos térmicos funcionan mucho mejor que los neumáticos tradicionales, incluso en condiciones húmedas y secas, no solo cuando la superficie de la carretera está cubierta de nieve o hielo. Esto es posible gracias a un compuesto especial con que están hechos, compuestos por una gran cantidad de sílice. Son neumáticos que se calientan al rodar sobre el asfalto, por eso también se les llama térmicos. los laminillas con los que están equipados, se flexionan y se tocan mientras ruedan sobre la superficie de la carretera, produciendo calor. Los mismos también sirven para retener la nieve en el neumático y así aumentar adherencia del mismo, gracias al contacto entre nieve y nieve. La diferencia con los neumáticos de verano es que estos últimos tienen bloques sólidos que no pueden adherirse a la nieve, por lo que tienden a ser muy resbaladizos.

los neumáticos de invierno tienen el mejor rendimiento cuando baja la temperatura exterior por debajo de 7 °C, gracias al compuesto particular del que están hechos, no se endurecen, como ocurre con los neumáticos de verano. El coche, con neumáticos de invierno, tiene uno mayor agarre en la carretera y también distancias de frenado disminuyen, tanto en el caso de hielo como en superficies mojadas y cubiertas de nieve. La obligación legal también prescribe la posibilidad de estar equipados con herramientas antideslizantes a bordo, en lugar de montar los neumáticos térmicos. Como alternativa al uso de este tipo de caucho, el cadenas de nieve que, sin embargo, no son adecuados para superficies secas y, una vez montados, se debe tener cuidado de retirarlos tan pronto como la superficie de la carretera no permita su uso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.