Cómo limpiar el filtro de partículas y evitar problemas

Sepa cómo limpiar el filtro particular es fundamental para mejorar su rendimiento y aumentar su duración. Aquí está toda la información útil.

Para entender cómo limpiar el filtro de partículas, primero debes conocer sus características. A menudo abreviado como PAFel filtro de partículas es un sistema instalado por los fabricantes de automóviles en motores diesel, pero también llegando a los de gasolina. El objetivo de esta tecnología es limitar la emisión de partículas contaminantes.

El funcionamiento es sencillo: el filtro capta las partículas atmosféricas en una cámara de combustión, y luego las elimina durante el llamado regeneración. La regeneración consiste en un proceso de combustión de polvo fino, activado automáticamente por el sistema y comunicado al conductor por el encendido de una luz de advertencia. Si conduce principalmente en la ciudad, la regeneración puede comenzar tarde debido a las frecuentes paradas. Por ello, es recomendable realizar periódicamente un tramo extraurbano de al menos media hora, para permitir que el filtro de partículas aumente la temperatura y comience la combustión.

Todos los DPF de coches diésel, excepto modelos DiDOC, debe limpiarse para eliminar los residuos. Antes de descubrir cómo limpiar el filtro de partículas, es bueno aclarar la frecuencia de limpieza. En principio, se aplica lo siguiente normas:
• cada 50.000 km o 6 meses si se conduce en un contexto urbano;
• cada 80.000 km o 9 meses si se conduce en un contexto extraurbano;
• cada 150.000 km o 12 meses si conduce largas distancias.

Saber cómo limpiar el filtro de partículas es importante para mantener el sistema en óptimas condiciones. Estos son los pasos para uno limpieza a fondo:

1. Limpie el filtro de partículas de todos los desechos usando aire comprimido a una presión máxima de 7 bar. Esta operación debe realizarse en el interior de una máquina de limpieza de filtros, o en un ambiente adecuado y limpio.
2. Calentamiento el filtro de partículas en el horno a 615 grados centígrados, aumentando la temperatura gradualmente y colocando la parte sucia hacia abajo. El procedimiento sirve para secar el hollín y ayuda a conservar el filtro.
3. Limpio entrada y salida del filtro con aire, asegurándose de que el filtro tenga una temperatura de 40°.
4. Vuelva a calentar el filtro en el horno durante quema el hollín.
5. Limpio una vez más el filtro con aire, siempre a 40°.

Como alternativa, puede utilizar uno de los aditivos en el mercado, productos específicos para la limpieza del FAP que ayudan a eliminar la suciedad y las incrustaciones. Sin embargo, antes de comenzar el tratamiento, es recomendable buscar el consejo de un profesional. Nuestro mecánico de confianza podrá sugerirte cómo limpiar el filtro de partículas, siempre garantizando durabilidad y funcionalidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.