Cómo rellenar el líquido limpiaparabrisas

Uno de los cheques importantes realizar cuando emprendemos un viaje largo (pero no sólo) es revisar además del aceite del motor y demás. refrigerantela cuenca del liquido limpiaparabrisas. De hecho, un parabrisas sucio limita la visibilidad durante el viaje y compromete la seguridad del conductor y de los pasajeros. Por lo tanto, es importante asegurarse de que el depósito contenga el líquido necesario para garantizar un parabrisas limpio en caso, por ejemplo, de viajes por carreteras polvorientas o embarradas. Le recordamos y especificamos que el depósito del limpiaparabrisas es distinto del depósito de expansión del refrigerante; asegurémonos de identificar ambos antes de continuar.

Rellenar con agua

Si nosotros estamos en una emergencia Rellenar solo con agua puede solucionar el problema, pero en cuanto tengamos la posibilidad tenemos que introducir el líquido adecuado o la mezcla adecuada. Recargar continuamente solo con agua puede ser un problema ya que no puede limpiar el parabrisas en caso de suciedad, se congela a bajas temperaturas y puede obstruir el propio circuito con cal obligando al desafortunado a acudir al taller.

Líquido listo para usar o concentrado

Si optamos por la compra de un líquido listo para usar, lo único que debemos hacer es ubicar el tapón del depósito de líquido parabrisas, abrirlo y rellenar hasta el máximo permitido. En caso de que optemos por una liquido concentrado tendremos que mezclar preferentemente agua desmineralizada y el producto en las cantidades indicadas en el propio envase. L’agua del grifo puede contener mucha piedra caliza e obstruir las boquillas. Tanto el líquido listo para usar como el líquido concentrado ofrecen una gran protección contra el frío y por tanto protegen la bandeja de la congelación y permiten en épocas de frío no preocuparse por el mantenimiento del sistema. Su poder desengrasante es alto y te permiten eliminar fácilmente el smog, la grasa y los insectos en poco tiempo.

Cómo hacer líquido limpiaparabrisas usted mismo

En el caso de que queramos mezclar y hacer el limpiaparabrisas en casa, es importante no utilizar agua del grifo que depositaría residuos en el fondo del depósito comprometiendo a la larga la bomba electrica y obstruyendo las tuberías y boquillas.

Agua desmineralizada, lavavajillas, amoníaco y alcohol desnaturalizado

A continuación, podemos mezclar una pequeña cantidad de lavavajillas con agua desmineralizada en un recipiente adecuado. Si exageramos la dosis de lavavajillas tendremos un parabrisas que en lugar de estar limpio estará lleno de espuma difícil de quitar mientras viajamos. En este punto podemos añadir amoníaco que actuará como desengrasante, sin excedernos. El último ingrediente es el alcohol desnaturalizado que asumirá la función de anticongelante; si queremos comprobar el punto de congelación de la mezcla así obtenida, podemos dejar un vaso con la mezcla fuera de la ventana durante una noche y comprobar al día siguiente para posiblemente aumentar las dosis. Lata de alcohol desnaturalizado dañar la goma que componen el sistema (escobillas, conductos y juntas), por lo que se aconseja no excederse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.