Conducir de noche: consejos y trucos

Conducir de noche es uno de los aspectos más subestimados por los automovilistas y por todos los que se ponen al volante. Sin embargo, los datos hablan por sí solos: hasta el 22% de los accidentes son causados ??por quedarse dormido, muchas veces propiciado por las condiciones de tinieblas y tinieblas. El problema no es menor y la prevención es la mejor forma de evitar problemas en las carreteras al caer la noche. Así que ten en cuenta algunos consejos y advertencias, que seguro te serán de utilidad en tus próximas guías nocturnas.

En primer lugar, parece casi una obviedad decirlo, es imprescindible ponerse al volante sólo si se está en condiciones psicofísicas adecuadas. Si necesariamente tiene que conducir de noche, es mejor haber dormido aunque sea unas pocas horas, para estar «más fresco» y evitar un golpe de sueño, lamentablemente a menudo fatal. En el caso de que no exista una fuerza mayor que le obligue a conducir, un buen consejo podría ser aplazar el viaje para el día siguiente. Alternativamente, siempre se puede salir de madrugada, ya que unas pocas horas de descanso son suficientes para estar en condiciones aceptables.

Si realmente no puedes posponer tu viaje y tienes que conducir de noche, todavía hay otros buenos consejos para no quedarte dormido. Primero, consume uno Cena livianaa base de alimentos de fácil digestión que contienen mucha agua, como Fruta y vegetales. Si come demasiado, como fritos o alimentos ricos en calorías, experimentará somnolencia, un factor de riesgo enorme cuando conduce de noche. Absolutamente a evitar son también los alcohólicoincluido el vino, que con sus efectos alteran la percepción sensorial e inducen al sueño.

En el caso de un viaje de una noche con amigos, un excelente consejo es conducción alternativa; con el sistema de turnos te garantizarás un descanso mínimo que te será muy útil en las siguientes horas. En caso de fatiga, evite absolutamente ser «superhéroes» y detenerse en las áreas de descanso, si es necesario incluso varias veces. Beber café definitivamente puede ayudar, pero no elimina el peligro de quedarse dormido durante la conducción. si tienes la oportunidad enjuaga tu cara con agua fresca y luego dar un paseo por unos minutos. Tu mecanismo biológico se reactivará y tu concentración también volverá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.