Consumo anormal de agua: cómo identificar fugas

Es posible que después de años de servicio honorable nuestro auto esté comenzando a mostrar algo problema de sobrecalentamiento. Por lo tanto, es aconsejable comprobar y rellenar el nivel liquido refrigerante y vigílelo constantemente. Si cae drásticamente y si nos vemos obligados a rellenándolo constantementehay un perdió que pueden ser más o menos graves según la avería que se haya producido. Podemos seguir el recorrido del circuito de refrigeración de un vistazo para localizar la fuga y pasar a inspeccionar visualmente las mangueras, la bomba de agua, la válvula termostática y el radiador. Cualquiera de estos elementos fundamentales puede haberse dañado y dar lugar a fugas de refrigerante. Seguir rellenando el nivel de líquido refrigerante no soluciona el problema y al contrario lo complica y puede hacer que el motor se averíe a largo plazo.

Cómo detectar fugas

Si la fuga es sustancial, podemos colocar una caja de cartón debajo del automóvil para identificar aproximadamente el origen de la fuga. Más tarde iremos a revisa las mangas en su totalidad y sobre todo los puntos de unión donde se fijan con abrazaderas metálicas; una buena regla es frotar con un papel y resaltar el líquido filtrado. Evidentemente si encontramos el problema tenemos que vaciar el circuito y sustituir el manguito desgastado. Continuamos verificando que no haya fugas del bomba de agua, en cuyo caso deberá ser reemplazado; el reemplazo de la bomba no es una operación difícil, pero si nos encontramos en presencia de cojinetes del tensor de correa para reposicionar o reemplazar, es una buena idea contar con alguien del artesanía. Comprobamos a continuación que el vaso de expansión no esté dañado, lo mismo se debe hacer para el radiador, en cuyo caso deben ser reemplazados. Ahí Válvula termostática puede ser exterior o encerrado en el interior del radiador o en un cuerpo metálico, lo comprobamos para despejar la duda.

junta de cabeza

En el caso de que no podamos destacar ninguna pérdida, el principal infractor es el junta de cabeza que debe ser reemplazado. La operación se puede hacer en bricolaje, no sin antes haberla llevado a rectificación para que la revisen; en cualquier caso se necesitan herramientas específicas y uno específico experiencia para llevar a cabo el trabajo sin crear más daños. Por ello, es recomendable contactar con personal técnico especializado para evitar dolores de cabeza innecesarios. En particular, podemos incriminar la junta de culata por la posible presencia de emulsión de agua y aceite presente debajo del tapón de llenado de anticongelante; normalmente tiene color café y consistencia espumosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.