El mejor antirrobo para motos. Aquí está cuál elegir

Para aquellos que viven en la ciudad, moverse con un scooter o cualquier otro vehículo a motor se ha convertido en fundamental para evitar el tráfico y evitar retrasos molestos e indeseados. A menudo, sin embargo, la voluntad de tener uno motocicleta está ligado al temor de que pueda ser objeto de robo por parte de personas malintencionadas, temor basado sobre todo en el desconocimiento de la existencia de dispositivos antirrobo modernos y fiables para todo tipo de vehículos a motor. Los sistemas antirrobo para motocicletas se dividen en dos grandes categorías: los electrónico y esos mecánico.

Los dispositivos electrónicos antirrobo pueden actuar en la fase previa al robo o una vez que el delito ya se ha cometido. En el primer caso pasamos dealarma clásico, que se activa en el momento exacto del robo y mediante una difusión sonora a altos decibelios llama la atención de los que están cerca y de alguna manera inquieta al atacante haciéndolo alejarse, hasta los modernos sistemas que llevan el nombre de inmovilizadorque en cambio impiden que la motocicleta se encienda y en consecuencia el ladrón escape con la motocicleta.

Además, cada vez más fabricantes de motocicletas están tomando la decisión de insertar un GPS dentro de la bicicleta, que es casi imposible de extraer ya que se encuentra en una posición extremadamente interna a la bicicleta, y que permite identificar rápidamente la posición de la bicicleta a través de la identificación satelital. Este método, además de ser muy efectivo, es también el más seguro para la seguridad del propietario de la motocicleta, ya que la identificación y recuperación de la misma será trasladada y ejecutada directamente por las fuerzas delordenar.

Los dispositivos antirrobo mecánicos, por su parte, se dividen esencialmente en tres objetos: el candado, las cadenas y el candado de disco. Las dos primeras alarmas se usan juntas y, para que sean efectivas, deben ser tanto «fuertes» como «gruesas». En el candados las principales características que son sinónimo de seguridad son: los materiales, mejor si son blindados; el modelo de cierre, donde se prefiere un cierre de tornillo; la cobertura, que en cambio evita un desagradable deterioro.

El uso de cadenas es el método antirrobo más clásico que se conoce: la elección de las cadenas es muy variada, pero se aconseja no utilizar las de alambre de acero, que son fácilmente eludibles.

Finalmente, el bloqueo de disco es un mecanismo que evita que las ruedas giren, evitando así robos. Sin embargo, al ser un dispositivo antirrobo conocido, muchos ladrones han logrado evadir su eficacia y, por lo tanto, ofrece poca y ninguna seguridad segura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.