Guía rápida para instalar sensores de aparcamiento de coche

Uno de tecnologías que mejoró mucho la conducción de los automovilistas fue la creación del sensores de aparcamiento, un particular dispositivo colocado tanto en la parte delantera como en la parte trasera del vehículo, que permite aparcar sin dificultad en espacios reducidos. Obviamente, este avance tecnológico no está disponible en todos los coches. Los más nuevos ya no lo consideran opcional y muchos fabricantes de coches venden sus modelos con el sensor de aparcamiento ya instalado. Sin embargo, para los modelos más antiguos, la única posibilidad es instalarlos de forma independiente.
Veamos cómo.

La premisa fundamental a realizar es que antes de iniciar este tipo de trabajos, es mejor no lanzarse a la aventura si no se tiene un mínimo de experiencia o al menos una cierta destreza manual, de lo contrario se corre el riesgo de tener que recurrir posteriormente. a un taller. oa un mecanico especializado, gastando mucho mas de lo esperado. los engranaje necesarios para proceder al montaje de los sensores son destornillador, taladro, cinta aislante, una sonda y obviamente el kit de sensor de aparcamiento que habrá que instalar. Es posible que también necesite otras herramientas de uso común. Armémonos de mucha paciencia y buena voluntad y vamos.

El principio en el que yo sensores de aparcamiento es muy simple. En cuanto detectan un obstáculo, mediante la emisión de ondas electromagnéticas u ondas de ultrasonido, envían una serie de información a un dispositivo llamado controlador. Este recibe la información, la procesa y hace que se enciendan unos LED con una intensidad y una frecuencia que varían según la proximidad del obstáculo. La primera operación es perforar 4 agujeros en el paragolpes trasero: deben hacerse simétricamente y puede ser útil para saber dónde están colocados en los modelos más recientes de nuestro coche.

LA conexiones son muy simples: la derivación se tomará de las luces de posición traseras y se insertará directamente en el unidad de control . En este punto, los sensores deben insertarse directamente en los orificios practicados en el parachoques siguiendo el orden A, B, C, D de la unidad de control. Este último debe colocarse en el maletero en una posición de fácil acceso pero al mismo tiempo protegido de impactos accidentales. Los cables de conexión, del mismo modo, deben estar bien dispuestos, quizás en el mismo alojamiento que los cables de las luces de posición, para no crear un estorbo. Lo último que debe hacer es subirse al coche y hacer una prueba de funcionamiento, recordando que los sensores de aparcamiento solo funcionan con la marcha atrás puesta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.