Los riesgos tras chocar con un coche: revisar siempre el capó

Una colisión trasera es uno de los eventos imprevistos que pueden ocurrir mientras se conduce un vehículo.

Es bueno presta mucha atención mientras conduce el automóvil, obviamente debe respetar las señales de tráfico, saber cómo manejar los peligros y adaptarse a las condiciones del vehículo y el clima. Desafortunadamente, puede suceder que esté involucrado en un colisión entre vehículos por falta de atención o puntualidad en evitar la colisión. Una colisión trasera ocurre cuando el vehículo recibe un golpe en la espalda y no para definir todos los otros tipos de accidentes que pueden ocurrir mientras conduce su vehículo.

Una de las principales causas de colisión trasera es la incumplimiento de la distancia de seguridad, que luego atribuye la responsabilidad a la persona que conduce el vehículo que choca. Cuando estamos involucrados en una colisión trasera, después del miedo y el nerviosismo iniciales, obviamente nos preocupamos por la estado del vehiculo y cualquier pasajero a bordo. Sin embargo, es bueno mantener la calma y la mente clara para resolver el problema.

En caso de daños menores en el vehículo, se recomienda suscribir el hallazgo amistoso doble firma. La operación requiere la elaboración del Modelo CAI, facilitado por la compañía aseguradora o descargable de internet, que va compilado en todas sus partes y prestando mucha atención a los datos introducidos y la fijación de la firma de ambos conductores. En los días siguientes es necesario reporte el reclamo de lo suyo compañía de seguros y presentar la demanda por daños y perjuicios.

A recomendación importante, que a menudo los automovilistas involucrados en una colisión trasera no tienen en cuenta, es verificar, además del daño visible en la carrocería de su automóvil, también otros posibles daños que no saltan a la vista de inmediato. Uno de estos es el rotura del gancho que sujeta el capó cerrado. Puede ocurrir, en efecto, que del golpe dado por chocar por detrás al coche de delante, éste sufra una lesión y el riesgo sea que el capo se puede abrir una vez descompuesto, causando claramente una severa oscurecimiento de la vista del conductor mientras conduce, con posibles consecuencias peligrosas.

Habiendo dicho eso, siempre sería bueno mantener un cinta americana, el de lona gris que se utiliza para reparaciones de todo tipo. Puede ser muy útil en varias ocasiones y, por cierto, también se puede utilizar en caso de colisión trasera. sujetar la capucha como medida preventiva, antes de que su taller de carrocería revise inmediatamente el vehículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.