Mejor conducción gracias al control de crucero

los control de crucerotambién conocido por las siglas GRA, se puede definir como un sistema que permite programar, memorizar y mantener una determinada velocidad cuando el coche está en marcha. Puede aumentarse o disminuirse manualmente en un solo valor a la vez. En caso de frenada se desactiva pero se puede activar bruscamente a la velocidad configurada previamente. En cuanto a la activación del sistema, basta con mover la palanca o pisar el embrague o el freno. El control de crucero es muy adecuado para viajes largos o para circular por carreteras cercanas a obras (mantiene una determinada velocidad evitando aceleraciones excesivas). No se utiliza en presencia de tráfico pesado o con condiciones de carretera problemáticas (nieve, hielo, camino resbaladizo, etc.).

El control de crucero se activa/desactiva mediante una palanca ubicada en el lado izquierdo del volante. Para configurar el velocidad deseado, después de encender, acceda al que prefiera utilizando la palanca. los sistema lo ajusta y lo mantiene hasta que presiona uno de los pedales. El control de crucero también se puede configurar presionando solo el acelerador. Como puedes ver, esta es una tecnología muy útil para los automovilistas, que deben usarla con moderación e inteligencia, porque como todo, tiene pros y contras a tener siempre en cuenta.

El sistema control de crucero es cómodo e indicado cuando hay que realizar largos trayectos por autopista o circunvalación. Si bien no es muy útil y realmente incómodo en el tráfico de la ciudad. Esto se debe al simple hecho de que las aceleraciones y deceleraciones son demasiado frecuentes en estas carreteras. A esto hay que sumarle que algunos dispositivos se activan solo cuando la velocidad mínima del coche es superior a los 30 km/h.

Como se indicó anteriormente, el control de crucero tiene ventajas y desventajas adicionales. Una de las muchas ventajas viene dada por el control de velocidad constante, que a su vez implica un considerable ahorro de combustible. La principal desventaja es la posible distracción durante la conducción. Sin embargo, esta última objeción se ha superado con el uso del ACC (control de crucero adaptativo), un sistema que reduce automáticamente la velocidad del coche para mantener una distancia segura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.