¿Por qué no es posible prescindir de wi-fi en el coche?

La presencia de una conexión a Internet dentro del automóvil no es obvia: muchos automóviles, aunque están equipados con dispositivos digitales en su interior (como navegador, estéreo o pantalla para contenidos multimedia), permanecen sustancialmente aislados de otros elementos en la carretera, automóviles o infraestructura.

Por este motivo, una conexión wi-fi se vuelve casi imprescindible. Esta operación es posible a través de diferentes herramientas, desde el smartphone hasta el barra de jabón wi-fi. ¡Analicemos los pros y los contras de estas dos soluciones!

¿Smartphone o pastilla de jabón para conectar en el coche?

Como hemos dicho, por diversas cuestiones relacionadas con el infoentretenimiento, la seguridad y la asistencia a la conducción, hoy en día tener un coche sin conexión a internet desde el interior es limitante; También pensando en los pasajeros, puede haber personas en el automóvil que deseen conectarse a Internet.

Afortunadamente, crear una red wi-fi dentro de un vehículo es una operación sencilla y bastante económica. Al habilitar la función «Atando» en un teléfono inteligente, por ejemplo, será posible hacer que la conexión del paquete de datos de uno esté disponible para todos los dispositivos dentro de un rango corto, asegurando que todos tengan una fuente desde la cual enviar y recibir datos en la red.

Una alternativa, si el automóvil no está equipado con un wi-fi incorporado o si no desea consumir su paquete de datos, está representado por el enrutador portátil, también conocido como «jabón». Este dispositivo, fácilmente configurable y conectado a una fuente de alimentación USB o mechero en el interior del vehículo, garantiza la misma funcionalidad que el tethering de smartphone, pero añadiendo un mayor alcance de conexión y una mayor estabilidad de la red.

otro ventaja de la barra de jabón es la posibilidad de no agotes la bateria de tu celular, ya que tethering es una función notoriamente exigente desde este punto de vista. Poder llevar cómodamente el móvil en el bolsillo, sin preocuparnos por la batería, o incluso recargarlo mientras el jabón hace su trabajo, no es un asunto baladí.

¿Por qué es útil tener una conexión wi-fi en el coche?

Como hemos adelantado en los párrafos anteriores, una conexión a internet de este tipo ofrece toda una serie de ventajas para el conductor y el resto de ocupantes del vehículo.

¿Algunos ejemplos? La posibilidad de utilizar un navegador como Google Maps y recibir información sobre el tráfico, sobre rutas sugeridas y sobre posibles desvíos para ahorrar tiempo y gasolina. Un sistema similar, cuando ya está provisto en el vehículo, transporta lo que es la experiencia típica de un teléfono inteligente en una pantalla presente en el compartimiento de pasajeros, más grande y más fácil de usar.

Un argumento similar también es aplicable para multimedia, ya sea video y/o audio. Plataformas como Spotify o Apple Music ahora están ganando cada vez más terreno en el mercado de información y entretenimiento para automóviles en la actualidad; una conexión a Internet, ya sea a través de la combinación de teléfono inteligente + bluetooth, o usando una barra de jabón wi-fi o insertando un sim gsm en el vehículo, ayudará a que la experiencia sea agradable y proporcione una biblioteca de canciones casi infinita.

¿Por qué los coches del futuro dependerán de internet?

El wi-fi en el coche, para algunas personas, aún podría considerarse un extra, un plus que añade alguna funcionalidad a la experiencia de conducción.

Lo cierto es que internet, tanto como wi-fi como «Interconectividad» del coche con su entorno, está llamado a ser uno de los elementos clave de la movilidad del futuro. Soluciones como la conducción autónoma, el frenado automático o las correcciones de dirección requieren un nivel de comunicación entre el vehículo, la carretera y otros coches cercanos que sería impensable sin conexión a internet.

Al mismo tiempo, el desarrollo de nuevas tecnologías para teléfonos inteligentes y varios dispositivos individuales garantiza una compatibilidad casi total entre los vehículos y estas herramientas, lo que hace que el sistema esté completamente integrado.

Los automóviles destinados a ser un medio para trasladarnos del punto A al punto B son un concepto antiguo, ahora obsoleto. Hoy en día, conducir es ante todo una experiencia, algo que hace que los pasajeros pasen el tiempo con total comodidad y que las colas y los atascos sean algo secundario. Ahí comodidad de poder navegar en línea, disfrutar de contenidos multimedia e incluso dejar que el coche conduzca solo es posible con conexión a internet. No todos los coches del mercado cuentan con este nivel avanzado de tecnologías y asistentes de conducción, pero con una simple pastilla de jabón wi-fi o un smartphone habilitado para tethering, es posible saborear, aunque sea de forma mínima, lo que para los coches. de años futuros se considerará normal.

Etiqueta:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.