Presión de los neumáticos de moto: niveles óptimos

el mando de la presión de llanta de la moto es fundamental. Una verdad absoluta, que vale para cualquier vehículo pero que, a decir verdad, cobra mayor importancia en el caso de los vehículos de dos ruedas, precisamente por su particular forma. No hace falta ser un experto en el sector para darse cuenta, aunque sea de forma rudimentaria, de lo crucial que es asegurar un perfecto estado del que es el único punto de contacto entre el vehículo y la carretera.

Si es cierto que la mecánica de una moto representa un elemento clave, el cuidado de los neumáticos encuentra un espacio aún más alto en la pirámide jerárquica. En esos pocos centímetros de contacto con el suelo, o el asfalto, se decide la vida del conductor (y de cualquier pasajero). Por lo tanto, revisar regularmente el estado de los neumáticos es más que una buena regla a seguir, al igual que revisar los neumáticos. condiciones de inflado de neumáticostanto delantero como trasero.

La presión ideal de los neumáticos de la motocicleta.

Antes de conducir es necesario comprobar la presión de los neumáticos de la bicicleta Una operación que puede requerir un solo vistazo o un análisis en profundidad. Todo depende de la tipo de uso que se hace del vehículo y el tipo de propietario. Cualquiera que sea especialmente atento y escrupuloso en el cuidado de su motocicleta conocerá perfectamente sus condiciones. Esto significa realizar controles semanales, que le permiten “echar un vistazo” al vehículo a diario, solo en busca de sorpresas desagradables, por diversas razones.

ya sea un pérdida obvia o daños en la carrocería, algunos elementos son especialmente visibles. Los controles más exhaustivos suelen estar previstos para el fin de semana. En esta fase, libre de trabajo y otros compromisos de la jornada laboral, será posible garantizar la perfecta estanqueidad del vehículo. Una rutina muy recomendable, sobre todo para aquellos que utilizan el vehículo de forma esporádica, dedicándolo únicamente a las vacaciones y, por tanto, a los viajes. En estos casos, es muy fácil no darse cuenta del estado real de tu bicicleta, lo que puede acarrear problemas y peligros en la carretera.

Un propietario atento y dedicado se verá obligado a inflar ligeramente los neumáticos de la motocicleta, para llevarlos al nivel correcto de presión. En ningún caso, sin embargo, tendrá que actuar de forma drástica para evitar accidentes por el estado de los neumáticos.
Se aconseja, por otro lado, a los propietarios especialmente distraídos y a los que hacen un uso esporádico del vehículo, que comprueben su estado cada vez que se utilice. De hecho, un período prolongado de estacionamiento puede llevar a sorpresas desagradables. Como se mencionó, uno de los elementos más importantes a verificar es la presión de los neumáticos de la bicicleta.

Muy a menudo nos limitamos a comprobar sólo el estado de la huella, que es de enorme importancia, pero no es suficiente. Entonces, ¿cuál es el nivel ideal? La respuesta es muy sencilla y la proporciona el fabricante de la moto adquirida. Sería un error correr riesgos innecesarios decidiendo por sí mismo cuál es el nivel correcto de presión de los neumáticos. La experiencia enseña, por supuesto, pero no es suficiente. No se recomienda ir demasiado alto o demasiado bajo. La solución está ahí, indicada en el manual de usuario Y mantenimiento del medio, por qué no leerlo. Alternativamente, puede leer la cifra correcta en el hombro del neumático. En caso de duda, es mejor que preguntes a tu distribuidor de neumáticos de confianza. En ese caso, la experiencia ciertamente no falta y es el resultado de un estudio práctico cuidadoso.

Presión demasiado alta de los neumáticos de la motocicleta.

Cualquiera que conduzca un vehículo por primera vez puede pensar erróneamente que simplemente tiene que inflar los neumáticos. Lo importante es que no estén desinflados, ¿no? ¡Equivocado! Es importante que no lo sean pero, al mismo tiempo, que se hinchen correctamente. Cualquier término medio puede generar serios problemas, especialmente cuando conduce un vehículo de dos ruedas, que no cuenta con la misma estabilidad que un automóvil.

El inflado excesivo de los neumáticos de la motocicleta puede provocar siguientes problemas:

  • Menos adherencia entre la banda de rodadura del neumático y la superficie por la que circula, ya sea asfalto o tierra (en el segundo caso, la perfecta presión de los neumáticos es aún más importante, considerando la naturaleza irregular de la ruta);
  • Menos comodidad. Muchos olvidan la función amortiguadora de los neumáticos. Si estos no están perfectamente hinchados, se obtendrá una menor absorción de la rugosidad del suelo subyacente;
  • Su banda de rodadura comenzará a desgastarse de manera desigual. Especialmente la sección central de los neumáticos pagará las consecuencias. Esto significa tener que intervenir temprano y pagar por un reemplazo. En definitiva, un mal cuidado de tu moto supone un desembolso económico evitable;
  • Aumenta el riesgo de rotura de la llanta si choca con otro objeto. Ya sea que choques contra el pavimento, una piedra u otro vehículo, un neumático excesivamente inflado no representa una protección adecuada para la llanta de tu motocicleta.

Presión demasiado baja de los neumáticos de la motocicleta.

Ahí presión desigual Los neumáticos de motocicleta representan un peligro potencial si son demasiado altos o bajos. Sin embargo, el mayor riesgo se corre en este segundo caso. Aquí, de hecho, están los problemas que se pueden encontrar:

  • En la conducción se percibe un peso excesivo del vehículo, por lo que se vuelve difícil de manejar;
  • Su banda de rodadura comenzará a desgastarse de manera desigual. El lateral pagará las consecuencias. El daño repentino de los «lados» implica una pronta intervención por parte del propietario, con un desembolso económico por la sustitución de uno o dos neumáticos;
  • La bicicleta más pesada, por así decirlo, conduce a un mayor consumo de combustible. El vehículo debe de hecho producir un mayor esfuerzo para asegurar el movimiento del vehículo;
  • Puede experimentar una pérdida repentina de agarre en la motocicleta. Todo esto puede conllevar un alto riesgo de accidentes, ya que controlar el vehículo es mucho más difícil, sobre todo en determinadas condiciones meteorológicas.

Guía para la correcta presión de los neumáticos de moto

Como se mencionó, la presión correcta de los neumáticos de su bicicleta se muestra dentro de la folleto de uso Y mantenimiento. Sin embargo, según el peso y la época del año, es necesario tener en cuenta ligeras variaciones.

En invierno siempre es recomendable aumentar la presión de los neumáticos de la moto en 0,1-0,2 bar, partiendo de las indicaciones oficiales de la casa productora. La razón se explica fácilmente. Las temperaturas más frías hacen que el espacio de presión entre los neumáticos sea más pequeño «frío» Y «caliente«. Discurso inverso en el verano. De hecho, en esta etapa del año, debería disminuir en 0,1-0,2 bar. Esto se debe al hecho de que los neumáticos tienden a calentarse más durante el uso. Por lo tanto, el aire dentro de la goma tiende a expandirse más de lo habitual.

los tipo de neumático utilizado y el uso que se suele hacer del vehículo. En la mayoría de los casos, la presión ideal de un «neumático de carretera», montado en una motocicleta apta para la conducción diaria, varía entre 1,9-2,3 bar (delantero) y 2,1-2,6 bar (trasero) .

Ligeramente diferente es el discurso relativo a «neumáticos deportivos«. En este caso nos referimos a neumáticos aptos para altas velocidades. Solo piensa en el uso en la pista. En tales casos, la estructura está diseñada para poder soportar presiones de inflación más bajas. Esto es posible gracias a una carcasa más rígida de lo habitual, alcanzando una temperatura mucho más alta una vez que se han alcanzado ciertas velocidades. En general, el nivel de presión es muy bajo, hasta 0,4-0,5 bar en comparación con lo que normalmente se establece con los neumáticos de carretera, para el delantero y 1,5 bar para el trasero.

Comprueba la presión de los neumáticos de la moto.

Ahí frecuencia de controles de la presión de llantas de moto depende sobre todo del tipo de uso que se suele hacer del vehículo que se posee. El uso frecuente requiere un control una vez cada dos semanas. Eso es suficiente para evitar correr riesgos. También es de gran importancia el tipo de superficie por la que se transita, ya sea asfalto o tierra, así como la carga a bordo. El uso frecuente, por ejemplo a diario para ir de casa al trabajo, debería implicar controles más constantes.

Una vez a la semana podría eliminar cualquier riesgo. Lo mismo ocurre con aquellos que suelen poner a prueba sus neumáticos fuera de la carretera. Recuerda que es necesario comprobar el estado de los neumáticos de tu moto antes de cada viaje largo, sometiendo quizás el vehículo a una revisión por parte de tu neumatico de confianza. Lo mismo ocurre con quienes suelen «abandonar» el vehículo durante el invierno, para luego utilizarlo en los meses cálidos del año.

Cómo inflar neumáticos de moto

Lo primero que debe hacer es conocer el nivel de presión dentro del neumático. Es necesario tener un buen manómetro conectado a un compresor. Hay que introducir el extremo del mismo en la válvula de la goma cuando esté fría. Luego puede comparar el valor informado con el ya conocido, informado en el libro de mantenimiento. Por lo tanto, puede continuar con la inflación, si es necesario, resolviendo el problema en poco tiempo.

También están disponibles en el mercado minicompresores portátiles, que tardan más pero ofrecen una enorme comodidad en términos de transporte. Desde modelos que se pueden conectar al encendedor de cigarrillos a los que tienen puerto USB, hasta modelos recargables con pantalla digital. Mimado por elegir para cuidar de su bicicleta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.